Loading...
Proteger Medi-Cal es parte de la fórmula para el cuidado de la salud en California

Proteger Medi-Cal es parte de la fórmula para el cuidado de la salud en California

  • Share this Article

Mi campaña está dedicada a dar voz a todos los californianos. El poder de dar voz a todo el mundo es que cuando uno realmente escucha a los californianos, entiende claramente que nuestros residentes quieren soluciones reales, no falsas promesas.

Lo que estoy escuchando donde sea que voy (y eso es casi a todos lados) es que preservar el Affordable Care Act (ACA) es una de las prioridades más altas para los californianos. El ACA está funcionando. El plan republicano para removerlo es una falsa promesa que pondrá en peligro a millones de californianos.

En California, el ACA brinda cuidados que han salvado y cambiado las vidas de 3,7 millones de californianos, y es una de las partes más importantes de nuestro sistema del cuidado de la salud.

Es por eso que, como estado, nuestro objetivo de salud #1 debe ser proteger al ACA alzando la voz contra el plan republicano para acabarlo o, si eventualmente tienen éxito y despedazan este programa, financiarlo aquí en California.

Nuestro segundo objetivo debe ser continuar extendiendo la cobertura a más californianos, hasta que la cobertura sea universal. Hemos trabajado incansablemente para asegurarnos de que los californianos tengan seguro de salud y nuestro trabajo esté dando sus frutos. Casi el 92 por ciento de los residentes del estado ya tienen cobertura, incluyendo un tercio del estado que están cubiertos por Medi-Cal. Pero el 92% no es 100%, y es por eso que apoyo fuertemente continuar avanzando con planes para crear una “opción pública”, que permitiría a los californianos pagar a programas públicos por su cobertura de seguro.

Pero incluso cuando todo el mundo esté cubierto, vamos a necesitar seguir trabajando para asegurar que tener un seguro garantiza tratamiento médico de calidad cuando nuestros seres queridos y vecinos lo necesiten.

Es por eso que nuestros objetivos también deben incluir la protección y mejora de Medi-Cal que cubra a todos los californianos: desde la madre soltera que trabaja en National City hasta el hijo discapacitado de un agricultor del Valle Central y el estudiante universitario que estudia ciencias informáticas en Arcata. También cubre la mitad de todos los niños en California.

Los pacientes de Medi-Cal son tres veces más propensos, que los que cuentan con seguro privado, a tener problemas para acceder a la atención que se les promete. Esto se debe en gran parte a que los pacientes de Medi-Cal superan por mucho al número de proveedores de servicios del programa Medi-Cal, y porque los médicos, dentistas y clínicas que los californianos confían para recibir atención médica se pagan a tasas inferiores a las de casi todos los demás estados, incluyendo Texas, West Virginia y Alaska.

¿Qué significa esto para los californianos? Cuando un paciente de Medi-Cal se enferma, se enfrentan a tiempos de espera más largos para obtener una cita, o puede necesitar viajar treinta, cuarenta o cincuenta millas para encontrar un proveedor que pueda aceptar nuevos pacientes. Este tipo de retraso es inaceptable cuando significa que un paciente debe esperar meses para el tratamiento de cáncer que puede salvar su vida.

La buena noticia es que los californianos alzaron su voz y aprobaron abrumadoramente la medida del impuesto sobre el tabaco, Propuesta 56, en noviembre pasado. Este impuesto de $2 en cigarrillos y productos tabacaleros generó más de mil millones de dólares en ingresos que los votantes aprobaron para mejorar el acceso de pacientes al cuidado médico y dental en el programa Medi-Cal.

Si bien el plan de gastos acordado proporcionó $465 millones para el aumento en los pagos a médicos y dentistas de Medi-Cal, no cumple con la promesa completa de la Propuesta 56. Es crucial apoyar la decisión de los votantes y asegurar que los fondos del impuesto al tabaco apoyen a los casi 14 millones de californianos en Medi-Cal.

Ahora, los líderes en el senado y el congreso deben continuar invirtiendo cada centavo de estos fondos aprobados por los votantes para asegurar que los californianos puedan ver a un doctor o dentista cuando su necesidad es mayor. Al invertir este dinero como los votantes quieren, California sacará mil millones de dólares adicionales del bolsillo de la Administración Trump y se lo dará a los californianos que más lo necesitan.

California recibió el ACA con los brazos abiertos y se convirtió en un ejemplo para la nación del éxito que podemos lograr juntos. Ahora, debemos continuar siendo líderes invirtiendo fondos del impuesto al tabaco para asegurar que la cobertura de un seguro nunca esté separada del acceso a la atención médica.

Más Noticias