IDEAS PARA UNIR A TODA CALIFORNIA

Para restaurar el brillo del sueño Californiano, para prosperar como un estado, tenemos que asegurarnos de que estamos prosperando juntos. California es la sexta economía más grande del mundo, pero también tenemos el índice de pobreza más alto del país. No podemos dejar que tanta gente se quede atrás.
California necesita un líder que se enfoque diariamente en el crecimiento de nuestra economía y la creación de empleos con buenos salarios. Tenemos tantas necesidades sin soluciones, pero tenemos una respuesta clara: crear más empleos con buenos salarios. Crear millones de empleos con buenos salarios comienza asegurándose de que nuestro estado invierta en nuestras escuelas, instituciones de educación superior, salud médica, carreteras, ferrocarriles, viviendas e infraestructura de agua potable, que son los elementos básicos de una economía fuerte.
Vivimos en un estado progresista, pero California no puede ser verdaderamente progresista a menos que todos progresemos juntos. Para ser verdaderamente progresistas, necesitamos un enfoque constante y consistente para reducir la disparidad entre ricos y pobres elevando a más Californianos a ser parte de la clase media y asegurando que se mantengan ahí.

PROSPERIDAD ECONÓMICA E IGUALDAD

Es una historia de dos Californias, una costera y próspera, y una tierra adentro y que aún sufre los efectos de la Gran Recesión. Es por eso que debemos reconsiderar nuestro planteamiento anticuado para la política económica y leyes regulatorias.
Una política que podría tener sentido en Silicon Valley no necesariamente tiene el mismo efecto en Fresno. Una regulación que es una pequeña molestia para un negocio próspero en el lado oeste de Los Ángeles podría resultar en reducción de empleos para una industria en el Inland Empire. He aquí un plan para arreglarlo.

IGUALDAD EN LA EDUCACIÓN

Muy a menudo a la educación se le llama el gran ecualizador: pone a todos los niños en un campo de juego nivelado y les da una oportunidad justa a una buena vida. Pero la educación estadounidense sigue siendo desigual e inadecuada para muchos jóvenes. La buena noticia es que con la combinación correcta de políticas inteligentes, y un poco de valor, podemos solucionarlo.

VIVIENDA ASEQUIBLE

California tiene índice de pobreza más alto de la nación, en gran parte debido a nuestro alto costo de vivienda.
Pero la buena noticia es que enfrentar nuestra escasez de viviendas ayudará a llevar a millones de familias a la clase media, porque reducirá el costo general de la vivienda para todos y también creará cientos de miles de nuevos empleos de construcción de buenos salarios.

PROTEGIENDO A LOS DREAMERS E INMIGRANTES

Por mucho tiempo California ha sido sinónimo de innovación, multiculturalismo y nuestra propia versión Californiana del sueño americano. El secreto de nuestro éxito es que atraemos a las mentes más brillantes de todo el mundo.
Somos una nación de inmigrantes, y tratar a las personas indocumentadas con dignidad y respeto no es solo lo correcto moralmente: sin no es lo prudente económicamente.
El presidente Trump inició su carrera como hombre de negocios, y cualquier hombre de negocios sensato debería concentrarse en los resultados. La conclusión es clara: sin el trabajo y las contribuciones de los inmigrantes, nuestro estado estaría en un problema económico profundo.

DEFENDER EL CUIDADO DE SALUD ASEQUIBLE

Proteger la atención médica para millones de californianos requiere más que un comunicado de prensa y un eslogan: se necesita un verdadero plan.
La prioridad principal de nuestro próximo gobernador debe ser hacer frente a los republicanos en Washington y preservar, y expandir, la ACA.

TRANSPORTE PARA EL SIGLO 21

La importancia de la infraestructura de transporte para la sociedad estadounidense no puede ser exagerada. Nuestro sistema de carreteras, puertos, aeropuertos y ferrocarriles son las arterias de la economía, que mueve bienes, servicios y trabajadores dentro de las ciudades y entre los estados.

CALIFORNIA FORJA EL CAMINO

A medida que el presidente Donald Trump continúe intentando implementar su visión de un gobierno federal mucho más pequeño, le corresponde a todos los estadounidenses trabajar con él donde podamos y defender nuestros valores donde debemos.
Una de las formas más poderosas en que podemos defender a nuestra gente es asegurarnos de forjar alianzas con otras ciudades y estados para avanzar y preservar políticas que nos ayuden a enfrentar los desafíos planteados por la administración Trump.